TOMATES RELLENOS DE QUESO Y RÚCULA

Los tomates rellenos son un plato típico en las mesas navideñas y de Año Nuevo, especialmente para los países en que vivimos estas festividades durante el caluroso mes de diciembre. Es un plato súper refrescante, liviano, delicioso y, lo más importante, muy fácil y rápido de preparar. En esta ocasión, quise dejarles una receta un poquito diferente de la clásica con arroz y atún. El tomate es un fruto tan versátil y de un sabor tan agradable que puede combinarse con infinidad  de ingredientes. El queso y la rúcula son dos de ellos, y son una excelente idea para renovar los sabores de nuestras mesas navideñas. Así que a tomar nota de este delicioso plato que seguramente deleitará y sorprenderá a todos nuestros invitados!!
Ingredientes:

4 tomates medianos
200 gr de queso fresco
1 palta o aguacate
100 gr de mayonesa
Aceite de oliva, un chorrito
Sal, una pizca
100 gr de rúcula para decorar

Preparación:

Lo primero que deberemos hacer será lavar muy bien los tomates con abundante agua (el lavado de las verduras es fundamental, sobre todo en las estaciones más calurosas, para evitar posibles intoxicaciones). Luego, con la ayuda de un cuchillo pequeño y afilado, cortaremos la tapa de los tomates, retiraremos parte de su pulpa y las semillas.


Por otro lado, cortaremos el queso fresco en dados, y lo mismo haremos con la palta. Colocaremos estos dos ingredientes en un bol y les echaremos por encima la mayonesa y el aceite de oliva previamente mezclados. Una vez que tengamos este relleno listo, procederemos a disponerlo dentro de cada uno de nuestros tomates. Finalmente, decoraremos nuestro plato con abundantes hojas de rúcula (también perfectamente lavadas). 

Consejito: Pueden reemplazar el queso fresco por otro queso que sea de su preferencia. El gruyère queda muy bien pero, si quieren innovar aún más en los sabores que ofrecen a sus invitados, prueben con un buen queso de cabra. Su sabor suave y picante a la vez le dará a estos tomates un toque distintivo y original.


CARNE AL HORNO CON PAPAS Y VEGETALES

Esta receta que voy a compartir aquí con ustedes es una de mis favoritas, ya que es un plato típico de la cocina argentina, de esos que seguramente todos hemos degustado en nuestras mesas familiares, tanto en cenas como en almuerzos. Este plato suele ser un "clásico" del que nuestras madres o abuelas se jactan de preparar el mejor. En Argentina, dicen los que saben, tenemos una de las mejores carnes del mundo (si no "la" mejor, modestia aparte); pero te encuentres en el rincón del mundo en que te encuentres, querida/o seguidor de nuestro blog, seguramente hallarás en tu país un buen corte de carne para preparar esta deliciosa receta que les propongo a continuación.
En estos tiempos modernos que corren, la carne roja ha sido frecuentemente atacada por nutricionistas y defensores de los derechos de los animales. Sin embargo, es innegable que este alimento contiene propiedades muy importantes para nuestra salud y el correcto funcionamiento de nuestro organismo: ayuda a construir y regenerar tejidos, es rica en proteínas, hierro, vitamina B y zinc. Por todo eso, los médicos aconsejan incluir las carnes rojas en nuestra dieta, si bien su consumo debe ser moderado (2-3 veces por semana sería lo ideal).
Aquí les dejo entonces esta deliciosa receta de carne al horno con papas y espero que puedan compartirla con todos sus seres queridos!

Ingredientes (para 6 porciones):

1 colita de cuadril de 1.5 kg
Sal y Pimienta a gusto
3 cucharadas de aceite
1 cucharada de manteca
1 vaso de vino tinto
2 zanahorias medianas (cortadas en en rodajas)
2 cebollas medianas (cortadas en cuartos)
2 papas medianas (cortadas en rodajas)
2 hojas de laurel
Agua (cantidad necesaria)

Preparación:

Lo primero que haremos será salpimentar la carne a gusto. Luego, la pintamos con aceite y manteca y la disponemos en una sartén hasta que se dore de ambos lados. Agregamos el vino tinto y, una vez hecho esto, bajamos el fuego y dejamos que se evapore el vino.
Por otra parte, pondremos a precalentar el horno a 180ºC. El paso siguiente será pasar la colita de cuadril junto con los jugos de su cocción a una asadera. Alrededor de la carne agregaremos los vegetales cortados como se indicó previamente, las hojas de laurel, y cubriremos todo esto con agua (aproximadamente 1 taza). Una vez realizado este paso, llevaremos la asadera al horno durante 45 minutos, hasta que la carne y los vegetales estén bien tiernos.
Transcurrido el tiempo de cocción, retiraremos la asadera del horno y la cubriremos con papel aluminio durante 10 minutos para que se redistribuyan los jugos de cocción.
Y... ¡listo! Solamente nos queda servir este plato exquisito que dejará a todos satisfechos y con ganas de seguir comiendo la comida más rica, aquella que preparamos en nuestro hogar y a la que le agregamos como ingrediente indispensable todo nuestro amor... a disfruarla!!!!



ARROZ CON LECHE

El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de muchos países, que por su delicioso sabor, textura y suavidad, deleita tanto a grandes como a chicos. Es un postre muy fácil de realizar, y la principal habilidad que requerirá de nosotros es la paciencia ya que su tiempo de cocción es un poco prolongado.
Además, no podemos dejar de tener en cuenta que el arroz con leche es un plato que aporta múltiples beneficios para nuestro cuerpo. ¿Por qué? Porque contiene muchos nutrientes excelentes para la salud. Por ejemplo, el arroz con leche contiene una buena cantidad de calcio, muy importante para nuestros huesos y dientes ya que este mineral ayuda a mantenerlos fuertes y en forma. Además, el arroz es muy rico en fósforo y en potasio, que ayudan a regular las palpitaciones del corazón, a relajar el sistema nervioso y a formar y desarrollar nuestros músculos.
Por todas estas razones, queridas y queridos seguidores de nuestro blog, el arroz con leche es un postre que no podemos dejar de preparar para agasajar a nuestros afectos. El éxito de esta receta está asegurado, y el deleite de los comensales también! Así que a no dudarlo y...¡manos a las ollas!
Para realizar este arroz con leche clásico van a necesitar:
  • 1 litro de leche
  • 120 gr de azúcar
  • 210 gr de arroz
  • 30 gr de manteca
  • Cáscara de limón o naranja
  • 2 ramas de canela
  • Pasas de uva, nueces picadas, chocolate rallado (a gusto, para decorar)                      
    Preparación:
        Lo primero que haremos será colocar la leche en una cacerola y llevarla a fuego suave hasta que se caliente bien.  En ese momento añadiremos el azúcar y lo revolveremos todo muy bien. 
    Una vez hecho esto, pondremos el arroz en un colador y lo lavaremos bien bajo la canilla con agua fría. Luego lo escurrriremos y lo llevaremos a la cacerola con leche. Lo cocinaremos por espacio de 50 minutos a una hora, a fuego suave, revolviendo de vez en cuando para que el arroz no se queme ni se pegue al fondo de la cacerola. Si la leche se consume muy rápido, no duden en colocar un poco más. Cuando el arroz ya esté bien cocido y quede poca leche, apagaremos el fuego y lo dejaremos reposar para que el arroz consuma toda la leche que quede. Una vez cumplido este proceso, añadiremos las cáscaras de limón o naranja, la manteca y las ramas de canela. Removeremos todo muy bien para que estos ingredientes se integren perfectamente al arroz y quede así  impregnado por completo de estos sabores y aromas.   Dejaremos enfriar el arroz a temperatura ambiente y, a la hora de servirlo, pueden echarle por encima pasas de uva, nueces picadas y chocolate rallado, todo lo cual le dará a nuestro arroz con leche un toque especial con el que deslumbraremos a nuestros invitados!!                                   ¡Muchas gracias por leernos y hasta la próxima receta!